La relación entre la contaminación electromagnética y nuestra salud

En lo que respecta a los campos electromagnéticos probablemente la gente piense que es un asunto sin importancia, que apenas le influirá en su dia a dia, sin embargo es posible que esas mismas personas en la actualidad se preocupen por mantener a raya los alimentos transgénicos, el azúcar, alimentos procesados, pesticidas y otros productos químicos. Sin embargo, el tema de la contaminación electromagnética no cobra tanta relevancia como debería, ya que a nadie le gusta renunciar a utilizar su teléfono móvil de última generación ni a toda la tecnología que nos rodea en nuestro dia a dia y no nos planteamos que todas estas nuevas tecnologías puedan presentar posibles inconvenientes.

Es por esto que para convivir con la tecnología debemos crear una relación y hábitos saludables con la misma. Realizando una serie de pequeños cambios en nuestro dia a dia podremos despreocuparnos de los campos electromagnéticos generadors y emitidos por diferentes dispositivos.

Evitar acercar el teléfono móvil a nuestra cabeza

De hecho, esta es una recomendación incluida en los manuales de usuario de diversos teléfonos móviles. Existen diferentes medidas que podemos tomar en nuestro dia a dia para reducir la exposición a este tipo de contaminación electromagnética:

Utilizar el manos libres cuando hablemos por teléfono

De esta forma mantenemos las antenas del dispositivo lo más lejos posible de nuestra cabeza.

Enviar mensajes de texto cuando sea posible

Suele ser una forma de comunicación más breve y que no requiere acercar el teléfono a nuestros oídos para realizarse.

Utilizar auriculares de tubo de aire

Este tipo de auriculares mantienen los elementos emisores de la contaminación electromagnética alejados de nuestra cabeza.

Otros consejos

Puede encontrar más consejos sobre el uso de teléfonos móviles en este artículo de nuestro blog.

Mantenerse alejado de las redes WiFi y evitarlas en la medida de lo posible

Aunque a primera vista pueda parecer incómodo, es recomendable evitar el uso de redes inalámbricas WiFi y sustituirlas siempre que nos sea posible por una conexión mediante cable. No solo conseguiremos una mayor velocidad y estabilidad de la conexión, si no que además será más saludable.

En caso de que necesite utilizar WiFi para determinados dispositivos, utilícelo con moderación cuando sea necesario. Una vez que haya acabado de utilizarlo recomendamos apagar el router, sobretodo en periodos nocturnos para ahorrar energía y evitar la emisión de contaminación electromagnética. Existen en el mercado routers WiFi que pueden ser programados para activar y desactivar la red WiFi según un temporizador, o puede usar un temporizador en el enchufe donde esté conectado el router.

Utilizar el modo avión

Si está utilizando un dispositivo electrónico como una tablet o un libro electrónico para leer es posible que su dispositivo esté emitiendo contaminación electromagnética cada pocos segundos mediante la función de conexión inalámbrica, ya sea mediante WiFi o redes de telefonía móviles.

Es recomendable conectar el dispositivo a la red para realizar la descarga de los contenidos y una vez realizada, desactivar la función inalámbrica para ver o leer el contenido sin conexión. Es una forma sencilla de reducir la cantidad de radiación electromagnética a la que estamos expuestos.

Además, siempre que sea posible, es recomendable utilizar estos dispositivos mediante un adaptador de red y conexión cableada.

Usar un teléfono fijo más seguro en nuestro hogar

Normalmente, la mayor fuente de contaminación electromagnética en nuestro hogar es un teléfono fijo inalámbrico con tecnología DECT. Para evitar este tipo de electrosmog podemos adquirir un teléfono fijo tradicional con cable por menos de 20 € en tiendas de electrónica. No obstante, si fuera necesario contar con un teléfono inalámbrico, nuestra recomendación es buscar un teléfono fijo inalámbrico con tecnología Full ECO DECT, este tipo de teléfonos solo emiten señales cuando estamos realizando una llamada y a una intensidad reducida respecto a los teléfonos inalámbricos DECT tradicionales.

Mantenga una distancia prudencial con los consumidores y cableados eléctricos

Durante la fase de sueño y descanso es importante mantener una distancia prudencial de al menos 50 cm. hacia cualquier tipo de consumidores eléctricos como despertadores, cargadores o lámparas. En este último caso es posible adquirir lámparas apantalladas que nos ayudarán a evitar en la medida de lo posible esta contaminación electromagnética mientras dormimos.

Si además desea evitar los campos electromagnéticos producidos por el cableado eléctrico existe la posibilidad de instalar un bioswitch.

Los dispositivos más «Inteligentes» no son los más sabios

Probablemente ya haya oído que la tendencia de la sociedad es el «hogar inteligente». Sistemas de domótica, vigilancia, termostatos, lectores de consumo, sistemas de alarma, reguladores de intensidad lumínica, neveras, hornos, televisores, cepillos de dientes eléctricos… todos con conexión inalámbrica. En una vivienda puede haber más de 40 dispositivos emisores de este tipo. Plantéese si realmente necesita estos dispositivos y en caso de que así sea, infórmese acerca de alternativas con conexión por cable siempre que sea posible.

En caso de que desee comprobar los campos electromagnéticos emitidos por este tipo de dispositivos, puede utilizar un medidor de campos electromagnéticos.

Realice una medición en su hogar

Es imposible conocer la intensidad y el origen de las señales electromagnéticas a las que nos vemos expuestos sin realizar una medición de contaminación electromagnética.

La realización de una medición de este tipo nos permitirá conocer la cantidad de conexiones inalámbricas a las que estamos expuestos además de la intensidad de la señal emitida por cada uno de estos dispositivos. Una vez que conozcamos esos datos, podremos optar por adoptar medidas como las descritas anteriormente y/o realizar apantallamientos de diversos tipos para evitar que este tipo de contaminación electromagnética entre en nuestro hogar.

En caso de que desee realizar una medición puede consultar nuestra sección de mediciones y ponerse en contacto con nosotros.

Evite la contaminación electromagnética también fuera de su hogar

Una vez fuera de nuestro hogar, el entorno más importante donde debemos cuidar la contaminación electromagnética es en las escuelas de nuestros hijos. Estamos ante las primeras generaciones de niños que pasan entre 6 y 8 horas diarias bajo la contaminación electromagnética producida por emisores WiFi de alta potencia preparados para la conexión de múltiples dispositivos. Esta tecnología es relativamente reciente y apenas tiene unos años, pero países como Francia han iniciado su camino hacia unos centros de educación libres de conexiones inalámbricas y cada dia son más los padres preocupados por la utilización de las redes inalámbricas en las escuelas.

Como puede ver, no se trata de prescindir de las nuevas tecnologías. Se trata de utilizar estas herramientas de una manera segura y prudente, evitando un posible riesgo para la salud. Seamos conscientes de nuestra exposición a los campos electromagnéticos.

Resumen
La relación entre la contaminación electromagnética y nuestra salud
Título del artículo
La relación entre la contaminación electromagnética y nuestra salud
Descripción
Es por esto que para convivir con la tecnología debemos crear una relación y hábitos saludables con la misma. Realizando una serie de pequeños cambios en nuestro dia a dia podremos despreocuparnos de los campos electromagnéticos generadors y emitidos por diferentes dispositivos.
Autor
Editor
CEARBE Electrocontaminación
Logotipo del editor

Deja un comentario